Tom Luchará Para

Que la Democracia Funcione Para el Pueblo

EEUU ha perdido contacto con uno de sus principios fundacionales: la democracia de, por y para el pueblo. Nuestro sistema no funciona para personas reales, porque ha sido corrompido por la influencia corporativa, la falta de transparencia política y los esfuerzos de los partidos para suprimir la participación de los votantes en su propio beneficio.

Pero tenemos claro como vamos a regresar el poder a las manos capaces del pueblo estadounidense a través de una reforma tangible y significativa.

Mira el Video Sobre la Democracia y su Transcripción

Nosotros elegimos a los políticos para solucionar los problemas, pero aquí estamos en el 2019 con un presidente fuera de control, un Congreso roto y gente trabajadora, gente normal sin un asiento en la mesa. Eso no está bien, pero se puede reparar. ¿Cómo? Yendo directamente al pueblo.

Nosotros organizamos Campañas de base contra grandes corporaciones y ganamos. Vencimos a las Grandes Tabacaleras para financiar la reforma de salud, para limpiar nuestro aire, y cerramos las lagunas corporativas para financiar la educación, lo que me demostró que juntos el pueblo estadounidense puede solucionar cualquier cosa, el problema son las corporaciones y las personas que las dirigen. Y son los dueños. Han comprado nuestra democracia a expensas del resto de nosotros.

Las corporaciones no son personas y debemos dejar de concederles todos los derechos de los ciudadanos. Hasta que lo resolvamos, no podremos resolver los desafíos que enfrentamos o aprobar cualquiera de los grandes planes propuestos por los candidatos demócratas que se postulan para presidente. Aquí está la diferencia entre los otros candidatos y yo.

Yo no creo que podamos arreglar nuestra democracia desde adentro. Yo no creo que los políticos de Washington y las grandes corporaciones permitirán que eso suceda. La única forma en que podemos hacer que el cambio ocurra es desde afuera. Esto se reduce a si confías en los políticos o en el pueblo. Si dices que confías en la gente, ¿estás dispuesto a enfrentarte a los de adentro y a las grandes corporaciones y darle a la gente las herramientas que necesitan para arreglar nuestra democracia: un referéndum nacional con plazos límites para eliminar el dinero corporativo de la política, facilitando el voto.

Yo confío y como presidente les daré las herramientas que necesitamos para arreglar nuestra democracia. Este será un movimiento sin corporaciones, sin PAC ni habladerías. Yo empoderaré a las personas en cada estado para que podamos hacer esto. No hay problema que el pueblo estadounidense unido no pueda resolver. Hagamos que el cambio suceda.

He aquí 7 Pasos Concretos que Podemos Dar Para Implementar Nuestra Estrategia:

Derogar “Citizens United”

Las corporaciones no son personas, y no deberían estar controlando nuestra política. La decisión de la Corte Suprema en “Citizens United”  (Ciudadanos Unidos) debe ser revocada y el financiamiento público de las campañas debe convertirse en la ley regente.

Reestructurar a la FEC

La FEC (Comisión Federal Electoral) es una agencia independiente que supervisa nuestras elecciones, pero ha estado plagada de disfunciones internas. Reformaremos la descompuesta FEC haciendo los cambios necesarios en su presupuesto, composición del comisionado, independencia de otras ramas del gobierno y aplicación de sanciones.

Limitar los Términos en el Congreso

Existe una percepción generalizada de que cuanto más tiempo preste servicio un funcionario electo en el Congreso, menos conectado estará con sus electores, y más en deuda con los intereses corporativos y los cabilderos. Proponemos un límite de mandato de 12 años en total que permitiría a nuestros funcionarios electos, tanto en la Cámara como en el Senado, centrarse menos en ser reelegidos y más en hacer lo correcto.

Incrementar la Participación de los Votantes con un Referendo Nacional

Los votantes deben sentir que sus voces cuentan y deben involucrarse más directamente en la decisión de asuntos importantes que afectan sus vidas. Planeamos que se presenten proyectos de ley tanto en la Cámara como en el Senado para establecer un proceso de referéndum nacional, establecer una oficina para implementar y supervisar este proceso, y desarrollar criterios para no colocar más de dos asuntos clave anualmente para ser votados por el electorado nacional. Este proceso aumentaría la participación de los votantes, frustraría el estancamiento del Congreso y daría al pueblo estadounidense más poder sobre su democracia.

Iniciar un Sistema de Voto a Domicilio

Un sistema de Voto desde la Casa haría que la votación fuera más conveniente al proporcionarle a los votantes boletas en ausencia pagadas con franqueo y les permitiría a los votantes más tiempo para participar en nuestra democracia, además de aumentar la seguridad general de las elecciones.

Apoyar Leyes Sustanciales de Reforma Electoral

La Ley del Pueblo (HR 1), la Ley de Avance de los Derechos de Votación y la Ley de Derechos de Votación de los Nativos Americanos deben ser promulgadas de inmediato.

Establecer Comisiones Independientes de Redistritación

Cuando los partidistas funcionarios electos trazan líneas distritales, los mapas electorales que dibujan manipulan el sistema a su favor e intentan suprimir y diluir los votos en las comunidades de color. Necesitamos comisiones de redistribución de distritos independientes y no partidistas para trazar estos límites y eliminar la redistritación racial.